En menys de cinc anys trobaran la cura per la malaltia de l’Alzheimer.

24 April, 2014

Recientes experimentos con nuevas vacunas han dado resultados sorprendentes con ratones. Ya no solo detiene el progreso de la enfermedad, si no que al mismo tiempo reparan los daños ya causados por la misma.

Esta nueva vacuna también podría prevenir la enfermedad en aquellas personas con antecedentes en sus familias.

La investigación realizada por científicos británicos, estadounidenses y canadienses, fue catalogada como; el avance más significativo hasta al fecha. Harry Cayton, director ejecutivo de la Sociedad de Alzheimer, dijo: “Esto realmente nos hace optimistas”.

En España se cifra el numero de pacientes de alzheimer entre 500.000 y 800.000, al tiempo que cada año se observan 150.000 casos nuevos, cifra en aumento en los últimos años..

El sacrificio que provoca en a las familias es incalculable. Por lo general, son los familiares quienes se quedan a cargo de los enfermos, pese a que pueda llegar el día en que nos les reconozcan.

La vacuna ataca a la acumulación de una proteína

llamada beta, perjudicial para las células del cerebro. La última investigación publicada en la revista Scienctific Nature, confirma que la vacuna elimina las proteínas al mismo tiempo que repara las funciones mentales dañadas.

La farmacéutica Elan ubicada en Dublin, ha llevado a cabo los ensayos clínicos de la vacuna, nombrada como Betabloc.
El avance se produjo cuando los investigadores trabajaron con ratones manipulados genéticamente para desarrollar una enfermedad similar a la enfermedad de Alzheimer.

Los primeros resultados ya muestran la fiabilidad de esta vacuna, sin efectos secundarios.
Alrededor de 80 pacientes con diferentes grados de deterioro de Alzheimer están finalizando a día de hoy los segundos ensayos.

Los científicos ya sabían que la vacuna podría reducir las placas afectadas, pero hicieron una nueva prueba para evaluar si también podría mejorar la memoria y la cognición.

Profesor Richard Morris, del departamento de neurología de Edimburgo, dijo que los intentos anteriores para encontrar una cura para el Alzheimer se habían visto obstaculizados porque no había manera de

poner a prueba la memoria a corto plazo en los animales que recibieron tratamientos experimentales.

“A menudo, los pacientes en la temprana etapa de la enfermedad de Alzheimer, les resulta más fácil recordad su infancia que el pasado más reciente. Resulta fácil distinguir la memoria a corto plazo de un ser humano, pero hasta ahora no hemos podido probar la misma función en los roedores”. Palabras del mismo Profesor.

Los expertos destacan que la vacuna no podrá llegar a ser distribuida hasta que haya sido a probada con ensayos clínicos a gran escala. Al mismo tiempo que aseguran que en menos de cinco años podríamos disponer de de el tratamiento los pacientes de los países más desarrollados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de privacidad y aviso legal y la política de cookies.